miércoles, 28 de noviembre de 2012

Una vez, en el aeropuerto, me pregunté si saldrían vuelos hacia Nunca Jamás.